Conociendo Donosti

La capital de Guipúzcoa se caracteriza por ser una pequeña pero preciosa ciudad. Su gente es amable allá donde vayas, sus calles te harán sentir completamente nuevo y en la luz de la noche te sentirás más que inspirado.

San Sebastián, o para sus habitantes, Donosti, se compone de rincones inigualables como la parte vieja donde no podrás salir sin probar alguno de los pintxos que ofertan sus bares, la grandiosa iglesia del Buen Pastor, el Peine del viento diseñado por Eduardo Chillida, el puerto y su refrescante aroma marítimo, el pequeño parque de atracciones situado en el Monte Igueldo, el colorido Carrusel para los pequeños y no tan pequeños, el Boulevard con sus famosas heladerías, la fantástica playa de La Concha… y cuando llega la noche, el ambiente es mágico.

Actualmente se le ha nombrado segunda ciudad turística más visitada después de Nueva York. Así que no te puedes ir sin visitar Donosti.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.